NOVEDADES Y ARTÍCULOS

06

septiembre

¿Qué es una endodoncia y en qué ocasiones hay que hacerla?

Se supone que nuestros dientes han de durarnos toda la vida pero sin embargo, algunas veces resultan dañados por diversos motivos (una caries profunda, una fractura o fisura del diente…) hecho que permite la entrada de gérmenes a la pulpa dental (tejido ubicado dentro del diente donde se encuentran los vasos sanguíneos, nervios y tejido conectivo) y causar una infección.

Si esta infección no es tratada por un especialista, puede llegar a producirse una acumulación de pus en el extremo de la raíz del diente (absceso dental) que en el  peor de los casos incluso a dañaría el hueso que rodea al diente y nos provocaría dolor e hinchazón en la zona afectada.

En este caso el diente debería ser extraído o, si procede, realizarse una endodoncia (lo que comúnmente se denomina “matar el nervio”) para salvarlo.

¿Cuáles son las ocasiones más comunes en las que deberíamos hacer una endodoncia?

 

  • Existencia de un absceso dental
  • Exposición del nervio dental al exterior (causado por rotura o astillamiento del diente)
  • Envejecimiento de los dientes (que con el caso del tiempo pueden requerir una endodoncia)

 

El tratamiento endodóntico consiste en eliminar el tejido afectado y desvitalizar la raíz del diente con el objetivo de descontaminar por completo sus conductos internos.

En la Clínica dental Eduardo Alonso, realizamos la endodoncia rotatoria utilizando el sistema de precisión PROTAPER, que consiste en  realizar un orificio en la parte superior de la pieza dental a tratar para acceder a la pulpa y de esta manera desinfectar la parte interior del diente, primero limpiando y raspando las paredes de los conductos de las raíces con un sistema de limas rotatorias, en lugar del clásico sistema de endodoncia manual, y después utilizando líquidos desinfectantes.

Una vez preparados y totalmente desinfectados los conductos, rellenamos el interior del diente con un material especial que consigue un sellado hermético y duradero que fortalece la pieza dental tratada y que impide el paso de bacterias.

Una vez efectuada la endodoncia, el diente tratado podrá permanecer sano durante toda la vida del paciente, siempre que este cuide adecuadamente de sus dientes y encías, aunque dependiendo del caso algunas veces llega a ser necesario someterse a controles periódicos.

¿Padeces dolor dental causado por una caries no tratada o por rotura o fisura de alguno de tus dientes? ¿Has desarrollado un absceso dental y necesitas tratarlo? En la Clínica Dental Eduardo Alonso de Tudela estamos a tu disposición para hacernos cargo del problema y solucionarlo con total garantía ¡Contáctanos si necesitas el consejo de un dentista en Tudela!

 

¿Te ha parecido útil este artículo? En ese caso te agradeceremos que lo compartas. Si quieres añadir algo más, o indicarnos cualquier duda o sugerencia, por favor déjanos un comentario.

No dejes de visitar el resto de secciones de nuestra web si deseas más información acerca de los tratamientos de nuestra Clínica dental en Tudela.

 

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *